viernes, 11 de marzo de 2016

El club Dante, de Matthew Pearl





El club Dante
de Matthew Pearl

Jesús Guerra

El escritor norteamericano Matthew Pearl se ha especializado en un nicho muy específico de la novela de misterio, «el misterio literario histórico». A este género pertenece, por ejemplo, la novela El nombre de la rosa, del italiano Umberto Eco, pero en el caso del autor estadounidense su período de especialización es la segunda mitad del siglo XIX, y específicamente en la literatura estadounidense e inglesa. Este autor toma situaciones interesantes o misteriosas de por sí, de personajes reales del mundo literario de la época mencionada, los mezcla con personajes y eventos ficticios y logra novelas estupendas.

Matthew Pearl —quien nació en octubre de 1975, estudió en Harvard y en Yale, y actualmente es profesor en el Emerson College— saltó a la fama con su primera novela, publicada en el año 2003, cuando tenía 28 años de edad: El club Dante, la cual tuvo mucho éxito, tanto con el público como con la crítica especializada.
 
Edición estadounidense
Permítanme comentar primero algo del contexto histórico de la novela. En 1985, Henry Wadsworth Longfellow —considerado el primer poeta norteamericano en conseguir reconocimiento internacional, según apunta Pearl en la nota histórica que se encuentra al final del libro— creó en su casa, en Cambridge, Massachusetts, una reunión con amigos suyos, el llamado Club Dante, para que lo ayudaran a revisar y mejorar la traducción que él estaba haciendo de La Divina Comedia, de Dante. Estos amigos que formaban el Club Dante eran los poetas James Russell Lowell y Oliver Wendell Holmes (el segundo era médico de profesión), el historiador George Washington Greene, y el editor James T. Fields. Todos, por supuesto, leían el italiano medieval de la obra original de Dante.
 
Edición en alemán
En esos días había, por supuesto, otros intelectuales que conocían la obra de Dante pues existía una traducción inglesa de la obra, pero no existía una traducción norteamericana, y por lo tanto el público lector general estadounidense no conocía La Divina Comedia. Esta traducción se enfrentaba a un problema de política cultural impuesta por los intelectuales de Harvard de esa época, pues la corriente dominante apoyaba el autoctonismo cultural, es decir, la literatura producida en los Estados Unidos. Como lenguas extranjeras sólo se apoyaba la enseñanza del griego y del latín clásicos, y para colmo a Dante se le veía como un escritor católico, mientras que los Estados Unidos eran predominantemente protestantes. Este es el contexto histórico literario. Como contexto histórico hay que agregar que el país acababa de salir de la Guerra Civil y la abolición de la esclavitud era algo reciente.
 
Edición en catalán
Ahora agreguemos los elementos ficticios: mientras que el poeta Longfellow y los miembros del club traducen la obra de Dante y enfrentan el conservadurismo de Harvard, se producen varios asesinatos de personas conocidas e importantes en la comunidad, un juez, un pastor religioso y un comerciante. La policía —que en esa época tenía métodos de investigación muy elementales y además estaba inmersa en la corrupción— estaba desconcertada, y enfrentaba a su vez la presión del alcalde para que encontraran al asesino. Los únicos que fueron capaces de reconocer que los métodos utilizados por el asesino estaban relacionados con algunos de los tormentos descritos por Dante en la sección del «Inferno» de su obra, fueron, obviamente, los intelectuales del Club Dante. Pero debido a las circunstancias político-sociales de la ciudad, se dieron cuenta que, si acudían a la policía con esa información, los únicos sospechosos serían ellos mismos. Así que tuvieron que echarse a cuestas la investigación de los asesinatos. Y la única ayuda que recibieron fue del primer policía negro del área de Boston y Cambridge, el cual tenía sus propios problemas al interior del Departamento de Policía debido a su raza.
 
Edición francesa
El club Dante es de verdad una novela fascinante. La intriga está deliciosamente tramada, los personajes —tanto los basados en personas reales como los ficticios— son estupendos; los diálogos son espléndidos. Y la traducción, hay que decirlo, es bastante buena, aunque lamentablemente está hecha en español neutro, lo cual por otra parte es lógico. Al decir que «lamentablemente» está hecha en un español neutro a lo que me refiero es a que nos perdemos el estilo de la novela. Resulta que en inglés la obra está escrita imitando el lenguaje del siglo XIX, y además, en el caso de los diálogos, imitando las características de la clase socio-cultural de los hablantes. El autor llegó a incluir elementos de los poemas y de los textos en prosa de los miembros del Club Dante en sus conversaciones, pues Matthew Pearl es especialista en la literatura de estos autores. Y todo eso, lamentablemente, nos lo perdemos en la traducción.
 
Edición italiana
Sin embargo, se mantienen intactos la intriga, los misterios, el suspenso y la emoción porque, es cierto, es una novela emocionante. Es una de las esas obras que uno no puede parar de leer. Me recordó, por algunos de sus elementos y por la época aproximada, a la también estupenda novela El alienista, de Caleb Carr. Quienes la hayan leído entenderán de lo que hablo.

Las siguientes novelas de Matthew Pearl son:
* La sombra de Poe (en la cual, recién muerto en la pobreza y en la desgracia literaria el escritor Edgar Allan Poe, y enterrado en una tumba sin nombre, un abogado de Baltimore, admirador de la obra del autor fallecido, se da cuenta que los últimos días de vida de Poe están llenos de misterios, así que decide darse a la tarea de buscar al personaje que fue la fuente de inspiración del detective de algunas obras de misterio de Poe, Augusto Dupin, para que éste investigue esos misterios).
Edición en coreano

* El último Dickens (la cual comienza también en Boston, pero en 1870. Cuando llega a oídos de sus editores norteamericanos la noticia de la muerte del escritor inglés Charles Dickens, éstos mandan a un representante de la editorial a buscar el manuscrito que el autor fallecido dejó inacabado; sin embargo, poco después aparece el cadáver de su representante y no hay noticias del manuscrito, así que uno de los socios de la editorial tiene que ir personalmente a Londres a buscar el libro, y a buscar al asesino de su representante editorial).

* La cuarta novela se llama Los tecnólogos (sucede también en Boston, en 1868; la guerra civil terminó ya, pero ha comenzado otra, una entre el presente y la tecnología. Crece el Instituto Tecnológico de Massachusetts con la intención de utilizar la ciencia para el beneficio de todos y brindarle oportunidades a quienes lo merezcan, pero misteriosas catástrofes comienzan a caer sobre la ciudad. La pregunta es si se deben a la Naturaleza, cobrando venganza, o se deben a sabotajes realizados científicamente. Los desastres ensombrecen al Instituto Tecnológico, así que sus mejores estudiantes tienen que hacer equipo para descubrir la verdad, utilizando su ingenio y su educación científica).
Edición en japonés

* Y la quinta novela de Matthew Pearl, que aún no ha sido traducida al español, por su tema parece fascinante, como las anteriores. Su título en inglés es un juego de palabras: Se llama The Last Bookaneer, es decir 'El último bucanero', pero nótese que la palabra 'bucanero', en inglés, no está escrita como se debe, sino utilizando la ortografía de la palabra 'libro' en inglés ('book'), con lo que entendemos que el tema es el de la piratería literaria o piratería editorial, y trata de un manuscrito que escribe, en la isla de Samoa, el moribundo Robert Louis Stevenson. Los rumores dicen que será una obra maestra. Y cuando estos rumores llegan al otro lado del mundo, es decir a los Estados Unidos, los piratas literarios, los que se dedican a robar los manuscritos inéditos de grandes autores para hacer ediciones piratas, se lanzan a la isla del Pacífico a robar la obra.
Otra edición en inglés

Las novelas de Matthew Pearl son conocidas por su conocimiento histórico que brinda detalladas atmósferas, y por la complejidad de sus entramados argumentales en donde mezcla a la perfección personajes y eventos históricos y ficticios, creando obras de misterio verdaderamente deliciosas. Sus novelas son estupendas para los amantes de las novelas policiacas, de las novelas históricas, y de las novelas en las que los libros son un elemento central.

. . . . . . . . . . . . . . .


El Club Dante. Matthew Pearl. Traducción de Vicente Villacampa. Existe la edición de Seix Barral, la de Alfaguara y la edición en formato de bolsillo en la colección Booket. En la edición de bolsillo tiene 586 págs.


No hay comentarios:

Publicar un comentario