viernes, 15 de febrero de 2019

Recomendaciones de la Librería del Fondo Carlos Monsiváis



Recomendaciones
de la Librería del Fondo Carlos Monsiváis




La señora Osmond
John Banville

«El escritor en lengua inglesa más inteligente, el estilista más elegante.»
—George Steiner 

Huyendo de Roma y de un matrimonio demoledor, Isabel Osmond viaja a Londres, donde se repone de la traición de su marido. ¿Qué hacer ahora, qué camino debería seguir y cuál es la salida del complejo laberinto emocional en el que lleva tanto tiempo atrapada? Bajo el estímulo del dolor y la certeza de haber sido seriamente agraviada, decide reemprender la búsqueda de libertad e independencia que animó su juventud. Pero debe regresar a Italia, enfrentarse a Gilbert Osmond y deshacerse de su poderoso yugo.

La señora Osmond es una proeza literaria que tiene el Retrato de una dama de Henry James como telón de fondo: una novela magistral sobre la deslealtad, la corrupción y la ambigüedad moral. Este es el soberbio retrato de una heroína inolvidable.

«Solo alguien como John Banville podía atreverse a darle una vuelta de tuerca a Henry James. La cuestión, claro, era si lo pintaría bien y haciéndole los honores que le corresponden a su genio y estilo. Excelentes noticias: La señora Osmond es el vivo retrato de una inmensa novela (qué buena es, y qué alivio que sea tan buena). Bienvenida a casa, Isabel Archer.»
—Rodrigo Fresán 

La crítica ha dicho...

«John Banville es uno de los mejores novelistas en lengua inglesa y un experto ventrílocuo. La señora Osmond es una novela admirable.»
—Edmund White, The Guardian

«Una noble secuela [...]. Además de una impresionante recreación de las atmósferas y el ritmo de Henry James, posee un suspense que te atrapa.»
The Observer

«Una brillante proeza de ventriloquía literaria [...]. Rico y cautivador, este ejercicio de empatía creativa constituye una secuela de altura.»
The Sunday Times

«Hace tiempo que John Banville es el mejor novelista irlandés de su generación [...]. Una novela deliciosa y absorbente.»
Irish Independent

«El mejor escritor en activo en su idioma y, si hay justicia, Nobel cercano [...]. Leemos a Banville para recordar qué era eso de leer.»
—Rodrigo Fresán, ABC Cultural

«John Banville, recurrente candidato al Nobel, se mueve en terrenos proustianos y nabokovianos armado con un arma definitiva: el estilo.»
—Nadal Suau, El Cultural

Alfaguara
384 págs.

. . . . .




Cuentos
Antonio Tabucchi

La maestría literaria de Antonio Tabucchi no se plasma solo en sus novelas, sino que también impregna su producción cuentística. Reunimos en este volumen los cinco libros de relatos del escritor italiano (aunque portugués de adopción), que permiten valorar su virtuoso dominio de la forma breve, así como la variedad de sus temáticas y sus escenarios.

El lector se topará aquí con una Toscana secreta y embrujada, con las calles de Lisboa, Estambul, Varsovia y Bucarest, con un tren que hace el recorrido entre Bombay y Madrás, con un Berlín por el que deambula un exagente secreto que espió a Bertolt Brecht y con las historias de ballenas y balleneros de las Azores que configuran Dama de Porto Pim.

Y aparecen perdedores que nunca se dan por derrotados, viajeros sin rumbo, contadores de historias, personajes sacados de El gran Gatsby e incluso algún fantasma. Todos ellos protagonistas de unos cuentos cosmopolitas y filosóficos, que condensan todas las virtudes —elegancia, sutileza, capacidad evocadora, profundidad— de ese escritor portentoso que fue Antonio Tabucchi.

«Un maestro en este tipo de narraciones, a veces cuasipoéticas, que requieren una gran condensación» (César Antonio Molina); «Una técnica sabia y controlada, ajena a cualquier estridencia. Un estilo grave, pausado, susurrante» (Ignacio Echevarría); «Proverbial finura de estilo y de percepción. Su maestría se expresa siempre con un punto de emoción y misterio» (Luis Mateo Díez); «No sería justo destacar unos relatos en detrimento de otros: todos son excepcionales» (Miguel García-Posada); «En estos escritos está Tabucchi en estado puro, con todas sus obsesiones» (Benjamín Prado); «Relatos construidos para ser releídos, para demorarse en las cadencias de su prosa» (J. E. Ayala-Dip, El País); «Excelentes relatos» (Michel Audétat, L’Hebdo); «Uno de los narradores italianos más originales. Sus textos son auténticas joyas de un arte de relatar entre lo maravilloso y el realismo más minucioso» (Nico Orengo, La Stampa).

Anagrama
Colección Compendium
576 págs.

. . . . .




Brujas literarias
Taisia Kitaiskaia y Katy Horan

30 escritoras que conjuraron la magia de la literatura

En una noche de luna llena, las brujas se reúnen para invocar el poder femenino, la poesía y la fuerza de su corazón. Nada las detiene para crear un hechizo eterno que las vuelva inmortales e invencibles. Conjuran sus letras y la magia sucede.

Tanto las brujas como las escritoras han sido símbolo de fuerza, sabiduría y poder. Brujas literarias es una selección de treinta mujeres de letras, de distintas épocas y estilos, en la que se traza una línea que une sus trayectorias y su misticismo. Entre el flujo de conciencia de Virginia Woolf, los dolorosos poemas de Sylvia Plath, la ciencia ficción de Octavia E. Butler, el misterio de Agatha Christie y los rezos chamánicos de María Sabina, este libro funciona como un hechizo para hacernos participar, con otra mirada, de este aquelarre literario.

Taisia Kitaiskaia es autora de Ask Baba Yaga: Otherworldly Advice for Everyday Troubles, basado en su columna en The Hairpin, que escribe en voz de una bruja eslava. Tiene una maestría en Bellas Artes por el Centro James A. Michener para Escritores y ha publicado poesía en diarios como Crazyhorse, Guernica, Gulf Coast, Pleiades y The Fairy Tale Review.

Katy Horan canaliza al arquetipo de la Bruja a través de sus dibujos y pinturas de viejas brujas apalaches, ceremonias de luna llena y extraña magia tradicional. Su obra ha sido exhibida en galerías de todo Estados Unidos y ha aparecido en antologías como Beasts! (Fantagraphics), The Exquisite Book (Chronicle) y Dark Inspiration (Victionary).

Planeta
136 págs.

. . . . .






sábado, 9 de febrero de 2019

La muerte de Ulises, de Petros Márkaris





La muerte de Ulises
de Petros Márkaris

Jesús Guerra

Han pasado un buen tiempo desde la última vez que comenté aquí un libro del escritor griego Petros Márkaris (comenté, seguidas, las dos primeras novelas de la serie de su detective Kostas Jaritos). Me he preguntado por qué y me respondo que se debe a que, por fortuna, hay muchos otros buenos libros qué leer. Pero he regresado ahora a este autor, cuyas obras me gustan muchísimo.

Si quieren leer algo sobre Petros Márkaris y los títulos de su obra, les recomiendo que lean la reseña de su novela Noticias de la noche (aquí). Sólo hay que agregar que, desde el momento en que se publicó ese comentario, se han sumado algunos títulos a la bibliografía de Márkaris: Hasta aquí hemos llegado (con este libro su trilogía pasó a ser la Tetralogía de la crisis; Tusquets, 2015); La muerte de Ulises (Tusquets, 2016), que es el que comentamos hoy, Offshore (Tusquets, 2017); La espada de Damocles (ensayos sobre la crisis financiera de Grecia) y Próxima estación, Atenas.

La muerte de Ulises es un volumen compuesto por ocho relatos de diversa extensión; el más corto tiene seis páginas, el más largo 60. Los títulos son los siguientes: «El asesinato de un inmortal», «En terrenos conocidos», «Tres días», «El cadáver y el pozo», «La muerte de Ulises», «La destrucción de Pompeya», «Un atentado que llegó tarde» y «Poemas y crímenes».

De los ocho cuentos, tres son policiacos, y de éstos uno tiene como investigador al Comisario Murat de la Policía de Estambul, Turquía, quien es amigo del Comisario Jaritos, y ha aparecido en algunas de las novelas. Y los otros dos relatos policiacos tienen como protagonista al propio Comisario Kostas Jaritos, de la Policía de Atenas. Debido a estos tres relatos es que este volumen aparece en la lista de los libros de la serie del Comisario Jaritos, aunque en realidad es mayor la cantidad de páginas que no están relacionados con él.

Comienzo, pues, comentándoles los relatos policiacos. En «El asesinato de un inmortal», una mañana le reportan al Comisario Jaritos (aunque curiosamente nunca se menciona su nombre en este relato, pero por los otros nombres mencionados sabemos que es él quien narra), que encontraron sin vida al renombrado escritor Lambros Spajís en la oficina de su residencia. De inmediato comienza la investigación, la cual incluye, naturalmente, a editores, críticos literarios y otros escritores. Este relato le sirve al autor para reírse un poco y criticar el mundillo literario griego, a través de las palabras de los entrevistados para la investigación, mundo literario que es calificado de pequeño y mediocre, lleno de escritores de segunda y tercera línea, los cuales se atacan unos a otros para quedarse con puestos de trabajo. Es decir, agrego yo, más o menos como los ambientes literarios de cualquier país. Llama la atención la capacidad del autor para brindarnos un caso policial tan interesante en tan pocas páginas.

El segundo cuento del Comisario Jaritos es el último del libro, es decir que los dos relatos de Jaritos abren y cierran el volumen. Como siempre, está narrado en presente por el propio Jaritos. El relato, llamado «Poemas y crímenes», es conciso y muy efectivo, y también, como de costumbre, nos muestra algunos elementos de la cultura griega contemporánea y elementos diversos que nos dan un panorama sociológico sumamente interesante, y en este relato el autor hace una crítica al mundo del cine griego, así como a los desequilibrios económicos de Europa y de la propia Grecia, y todo esto en sólo 20 páginas, a través del caso del asesinato de un realizador cinematográfico. Es interesantísimo para todo lector de cuentos, y más si se trata de cuentos policiacos, y en especial para los amantes del cine, pues el relato comenta algunas características de la producción cinematográfica de Grecia. El autor, como narrador y como guionista, conoce bien los ambientes literarios y fílmicos de su país, así que podemos suponer que debe haber motivos para que decidiera dedicar los dos relatos de su investigador, en este volumen, a criticar estos ambientes. Me parece un detalle significativo y divertido.
 
Edición en catalán
El tercer relato policiaco de este libro, llamado «En terrenos conocidos», tiene como protagonista al Comisario Murat, de la Policía de Estambul, pero el relato se desarrolla en un pueblo cercano a la ciudad alemana de Düsseldorf. El padre de Murat, que ha vivido una buena parte de su vida en Alemania, acaba de jubilarse, y compró una casa en un pueblo alemán que se parece a algunos pueblos turcos, y además tiene una alta población turca. Murat y su mujer, Nermín, lo van a visitar durante unas vacaciones de Murat. El señor, llamado Sedat, les platica que tuvo un gran amigo, compañero de trabajo durante 25 años, quien también compró una casa muy cercana a la suya, al cual asesinaron hace algunas semanas. Murat, preocupado por su padre, va a ver al policía alemán encargado de la investigación del asesinato. Sobre todo, quiere saber si su padre corre algún peligro. (Hay que recordar, por cierto, que Murat vivió, estudió y fue policía en Alemania, hasta que terminó por regresar a su país.) El policía alemán le dice que van lentos porque su problema es que la comunidad turca es muy cerrada y no le informan a la policía lo que saben. De hecho, invita a Murat a que, de manera informal, los ayude con la investigación... El relato es muy interesante, además de por los elementos de misterio en sí, porque nos muestra lo complicadas que son las relaciones entre las minorías étnicas inmigrantes y la población y la policía de los países en que están asentadas, en este caso Alemania.

«El cadáver y el pozo» es uno de los relatos breves de este libro. Un cadáver se encuentra junto a un pozo de agua que está en el patio de un viejo edificio. Un policía revisa la escena. Uno de sus ayudantes se acerca y le dice algo al oído. Esto cambia lo que el investigador piensa acerca del posible asesinato. El cuento, en pocas palabras, nos permite vislumbrar todos los elementos relacionados con ese asesinato y con la investigación policial. Las relaciones de poder, las redes de corrupción, las presiones a las que está sometida la policía en una investigación, las cargas ideológicas de las acciones policiacas y de las acciones criminales. De pronto, el cadáver se mueve... Hay que subrayar, entre otras cosas, la originalidad de este cuento.

En «La muerte de Ulises», el relato que le da el título al libro, el narrador —del cual nunca sabemos el nombre— bien podría ser un alter-ego del autor. Sin embargo, el personaje central es Ulises, no el personaje clásico sino un griego de la actualidad nacido en Estambul, Turquía, que en el momento del relato reside en Atenas, Grecia. Ulises fabrica y vende almohadas y tiene una tienda en una de las calles que tienen comercios similares. El narrador lo conoce un día en el que anda por ese rumbo precisamente buscando un par de almohadas. Entra, compra lo que necesita y se queda un rato platicando con Ulises. Éste le cuenta algunas cosas de su vida, y cómo, por cuestiones políticas turcas, un día, de joven, tuvo que regresar junto con su familia a vivir a la patria de sus ancestros. Y le dice también que ya ha hecho los pagos necesarios en una casa de retiro para personas de la tercera edad, en Estambul, pues pronto, cuando deje de trabajar, piensa irse a vivir allá.
 
Edición en francés
El narrador entiende que Estambul es la ciudad en la que nació el viejo Ulises, pero no entiende por qué quiere irse a vivir sus años finales allá, cuando Grecia es, en realidad, el país de sus antepasados y donde ha vivido desde su regreso de Turquía, es decir la mayor parte de su vida. Sin embargo, respetuoso, esas cosas no se las comenta a Ulises. Pasan los meses y aunque el narrador va con frecuencia a saludar a Ulises a su tienda, nunca vuelven a tocar ese tema. Por eso es una sorpresa para el narrador cuando Ulises llama un día a su puerta para despedirse, pues por fin se va a vivir a Estambul. El narrador, por vacaciones y por trabajo, va con frecuencia a esa histórica ciudad turca, así que un día decide pasar a visitar a su amigo Ulises. Y en esa y otras visitas, el narrador comprende algo más acerca de su amigo, y quizá del ser humano...  Este relato nos permite asomarnos al enorme problema de la migración forzada que se da en muchos países, en este caso en algunos de la Europa mediterránea, y nos regala otra pieza para intentar comprender ese enrome rompecabezas que es nuestro mundo. 

En el relato llamado «La destrucción de Pompeya», un sacerdote griego y su hermana recaban ropa usada y la colocan en las escaleras de la iglesia para que los pobres del barrio se acerquen y se lleven la que necesiten. Para este sacerdote pobres son pobres, sin importar se si trata de griegos o de inmigrantes. Esto, por supuesto, lo convierte en blanco de amenazas de grupos de ultraderecha que pretenden aterrorizar a los inmigrantes para que se vayan del país.

«Un atentado que llegó tarde» es el cuento más corto del libro, tiene apenas seis páginas, y trata del atentado contra Hitler, del 20 de julio de 1944; un atentado con una bomba pequeña que no le hizo nada a Hitler, aunque sí hirió a algunos militares cercanos a él. El atentado fue realizado por un grupo de militares alemanes —un grupo que no era tan pequeño como el gobierno nazi intentó hacerle creer al pueblo alemán—. El relato nos muestra el ambiente en las oficinas alemanas en donde laboraban ciudadanos comunes y corrientes; la manipulación de la prensa por parte del gobierno; la pobreza en que vivía el pueblo alemán en los últimos días del nazismo, y cómo, en esos momentos, los alemanes seguían engañados por la propaganda, sin saber lo cerca que estaban de perder la guerra...
 
Edición en alemán
«Tres días» es el relato más extenso del libro; tiene 60 páginas, aproximadamente la tercera parte de las páginas de este volumen. Se desarrolla en Estambul, a lo largo de tres días de septiembre de 1955. El personaje central es Vasilis Samartzís, un comerciante de telas de la gran comunidad griega en Turquía. Los otros personajes importantes son Sotiría, la esposa de Vasilis, así como amigos, vecinos y conocidos de ellos, algunos de ellos también griegos, otros armenios, albaneses y judíos. Y un «casi amigo» de Vasilis, un comisario de la policía turca. El relato trata de las complejas relaciones de los turcos y sus minorías étnicas pues el racismo, el celo religioso y el nacionalismo explotan cíclicamente. En un momento de la narración, un armenio amigo de Vasilis le dice que los armenios, los griegos y los judíos de Turquía son como los mosqueteros: «Uno para todos y todos para uno», pues cuando los turcos quieren castigar a una de estas tres minorías, siempre la llevan las tres. El relato es estupendo, la anécdota central es buenísima y el telón de fondo es dramático debido a las relaciones entre estos grupos humanos. La narración es tensa, nos mantiene en suspenso y tiene un final sorpresivo en más de un sentido.

. . . . . . . . . . . . . . .

La muerte de Ulises. Petros Márkaris. Traducción de Ersi Marina Samará Spiliotopulu. Tusquets Editores, colección Andanzas (España, febrero 2016; México, abril 2016). 176 págs.

. . . . . . . . . . . . . . .

Te puede interesar: