jueves, 24 de marzo de 2022

Patria, de Robert Harris

 


Patria
de Robert Harris
 
Jesús Guerra
 
Patria (llamada en inglés Fatherland) es una novela policiaca de historia alternativa (o sea una ucronía) del escritor inglés Robert Harris (nacido en 1957), publicada en 1992 (no confundirla con la novela Patria del español Fernando Aramburu, publicada en 2016), cuya acción se desarrolla en Berlín, en 1964, en un Tercer Reich victorioso de la Segunda Guerra Mundial, un Tercer Reich que se ha extendido a una buena parte de Europa, y que tiene el control político real de los países vecinos que no forman parte, de manera oficial, de Alemania. En esta versión de la historia, es Alemania el país que mantiene una guerra fría con los Estados Unidos. A medida que avanza la novela, el narrador brinda una buena cantidad de información sobre esta Alemania vencedora y sobre Berlín, una ciudad delirante por las dimensiones desmesuradas de los monumentos y edificios gubernamentales construidos por órdenes de Hitler. En la Nota del Autor, que se encuentra al final del libro, dice sobre la capital alemana de su novela: «El Berlín de este libro es el Berlín que planeaba construir Albert Speer». (Speer era el arquitecto del Tercer Reich, un personaje muy querido por Hitler.)
 
En este contexto se desarrolla una narración policiaca interesantísima que comienza el 14 de abril de 1964, cuando el detective Xavier March llega a un punto de las afueras de Berlín en donde se ha encontrado el cadáver de un anciano. Cuando la investigación determina que el anciano muerto era Josef Bühler —un exfuncionario del gobierno de la época de la guerra— y, poco después, la Gestapo le quita el caso a la policía, March se da cuenta de que algo muy extraño está sucediendo, así que, contraviniendo las órdenes de dejar esa investigación, se pone a indagar y descubre que se han producido otras muertes sospechosas de viejos funcionarios. Y todo esto en un momento muy particular: están a una semana de la gran celebración programada por el cumpleaños número 75 del Führer, y poco después se llevará a cabo una reunión entre Hitler y el presidente de los Estados Unidos.
 
Edición en inglés


March, que está muy limitado en sus posibilidades de investigación, decide ponerse en contacto con Charlie Maguire, una corresponsal norteamericana del periódico The New York Times, para que lo ayude con la indagación, pero deben cuidarse mucho pues evidentemente están ambos bajo la mira de la Gestapo. Así, lo que comienza como una novela policiaca se convierte en una suerte de thriller de espionaje en el marco de una conspiración política en el centro mismo de la poderosísima dictadura nazi.
 
Patria es una obra interesantísima en varios niveles: como caso policiaco, como revisión histórica (dice la Nota del Autor: «Muchos de los personajes cuyos nombres son utilizados en esta novela existieron en realidad. Sus detalles biográficos son correctos hasta 1942») y como exploración política, geopolítica y sociológica, pues Harris desarrolla de manera espléndida lo que podría haber sido la Alemania nazi de haber ganado la guerra en lo territorial, en su poder político en el mundo y, al interior del país, en los efectos de la ideología nacionalsocialista en su población.
 
Edición italiana


En 1994 se produjo una película para televisión basada en esta novela, con el mismo título original (Fatherland), dirigida por Christopher Menaul, y con las actuaciones de Rutger Hauer como March, y de Miranda Richardson como Charlie. Y hasta donde se sabe, se encuentra en etapa de preproducción una nueva versión fílmica.
 
Robert Harris es autor de 15 novelas:
 
* Patria (Fatherland, 1992)
* Enigma (1995)
* El hijo de Stalin (Archangel, 1998)
* Pompeya (Pompeii, 2003)
* Imperium (2006) (Trilogía de Cicerón, 1)
* El poder en la sombra (en GB: The Ghost; en EE. UU.: The Ghost Writer, 2007)
* Conspiración (en GB: Lustrum; en EE. UU.: Conspirata (2009) (Trilogía de Cicerón, 2)
* El índice del miedo (The Fear Index, 2011)
* An Officer and a Spy (2013)
* Dictator (2015) (Trilogía de Cicerón, 3)
* Cónclave (Conclave, 2016)
* Múnich (Munich, 2017)
* El despertar de la herejía (The Second Sleep, 2019)
* V2 (2020)
* Act of Oblivion (2022)
 
Edición francesa


Varias de sus novelas han sido adaptadas al cine, a películas para televisión y a series de TV. Dos de estas películas, El poder en la sombra y An Officer and A Spy han sido dirigidas por Roman Polanski, con los títulos The Ghost Writer [2010] y J'Acusse [2019].
 
. . . . . . . . . . . . . . .
 
Patria. Robert Harris. Traducción de Rafael Marín Trechera. Debolsillo (1a. ed. 2011. La edición original fue de Ediciones B, en 1993, con la misma traducción de Marín Trechera), colección Best Seller. 432 págs. Se puede conseguir impreso y en edición digital.
Hay una edición de 1992, con la misma traducción, de la Editorial Atlántida, de Argentina, que se publicó con el título Fatherland.
 
 
 

martes, 8 de marzo de 2022

Las ruinas, de Scott Smith

 


Las ruinas
de Scott Smith
 
Jesús Guerra
 
En 1993, el escritor norteamericano Scott Smith publicó su primera novela, A Simple Plan (traducida al español como Un plan simple), un thriller de la familia del género policiaco, específicamente de la novela criminal, la cual no leí, pero vi la adaptación cinematográfica (escrita por el propio novelista y dirigida por un director cuya obra me gusta, Sam Raimi).
 
Smith se dedicó los siguientes años a escribir guiones de películas y no fue sino hasta el 2006 que publicó su segunda novela: The Ruins (traducida por Jaume Subira Ciurana, y publicada como Las ruinas por Ediciones B en 2007), que es de otro género, el terror, pero a mí esta publicación me pasó de noche. Unos cuatro o cinco años después comencé a ver este título en diversos comentarios sobre novelas de terror, en revistas, primero, y luego en podcasts y en listas del tipo «las mejores novelas de terror de los últimos años». Así que, aunque tenía registrada mentalmente esta novela desde hace una década, apenas hasta hace unas semanas decidí leerla... Y sí, es toda una experiencia.
 
Edición en inglés


Dos parejas de jóvenes estadounidenses van a Cancún a pasar unas semanas de vacaciones antes de entrar a la universidad. Las parejas están formadas por Amy y Jeff, y Stacy y Eric. Jeff es un tipo muy práctico que sabe un poco de todo y va a estudiar medicina. Amy es la más prudente, pero es débil de carácter, es de las personas que se suman a cualquier actividad, aunque no tengan deseos de hacerlo, debido a que los demás van a participar. Eric y Stacy están más encaminados a la fiesta. Son superficiales pero divertidos y están dispuestos a casi todo con tal de pasarla bien. Amy y Stacy son mejores amigas, y sus novios se llevan bien entre sí, aunque no son propiamente amigos.
 
En Cancún conocen a un alemán, Mathias, que habla un muy buen inglés y se llevan bien con él. Conocen luego a tres griegos medio locos, que no hablan ni una gota de inglés, ni de castellano, pero juegan a ponerse nombres españoles, como Pablo o Don Quijote. Un día, Mathias les dice que a la mañana siguiente va a ir a buscar unas ruinas arqueológicas que apenas se están excavando, para ir por su hermano quien se fue tras una chica europea que le dijo que iba a trabajar en ese sitio. Y como ya faltan muy pocos días para su vuelo de regreso, Mathias está preocupado de que a su hermano, llamado Henrich, se le pase la fecha, por distracción o por amor. Lo único que tiene para llegar es un mapa hecho a mano por su hermano, copiado de otro igual que le dio la amiga a Henrich. El plan —como la novela anterior de Scott Smith— es simple: llegar hasta las ruinas, que teóricamente están a pocos kilómetros de distancia de un pueblo cercano, convencer a Henrich de volver con él, y regresar al hotel: prácticamente un día de campo. (Una nota: no deja de ser «interesante» que el nombre del hermano de Mathias aparezca en el libro como Henrich puesto que el nombre alemán debería de ser Heinrich.)
 
Edición francesa


Luego de escuchar esto, Jeff, hablando por los cuatro americanos, le dice que lo van a acompañar, para hacer algo diferente. Y uno de los griegos, el falso Pablo, sin entender del todo de qué se trata todo aquello, se les une. Y les deja otra copia del mapa a sus amigos, que están todavía dormidos después de una noche de borrachera.
 
Así, los seis jóvenes parten a lo que ellos suponen una excursión de un día a unas ruinas mayas en medio de la jungla. Van mal preparados, Stacy va en sandalias, llevan poca agua y sólo algunas tonterías para comer. La verdad es que no tienen idea (ni tampoco los lectores) de adónde se van a meter.
 
Edición holandesa


Las ruinas es una novela que mezcla diversos géneros cercanos, como el terror corporal y, tal vez, el terror sobrenatural o la ciencia-ficción (esto depende de la interpretación de cada lector) y también puede verse como una alegoría. Las novelas que pueden tomarse como antecedentes, incluso lejanos, no las menciono para no revelar elementos de la trama.
 
El blurb (o frase crítico-publicitaria que aparece en la portada de los libros firmada por un autor) con que se publicó este libro es de Stephen King, en el cual decía (recordemos que se publicó en 2006) que era la mejor novela de terror del nuevo siglo. Muy respetable su opinión, pero a mí no me parece que llegue a tanto (ni siquiera en 2006) pero sí me parece una obra interesante, que tiene algunos elementos realmente fascinantes; es fácil de leer y, eso sí, es un libro que no lo deja a uno soltarlo. Tiene uno que seguir y seguir hasta terminarlo, y esto indica una buena factura.
 
Otra edición en inglés


Como ya apunté, los personajes no son particularmente inteligentes, aunque Jeff y Mathias son jóvenes informados, ni especialmente agradables, es decir son postadolescentes comunes que tienen una cierta proclividad para cometer tonterías. En un principio esta característica parece incluso un defecto de la novela, pero la verdad es que si no fuesen así esta historia no existiría.
 
Es importante subrayar la habilidad del autor para escribir un realismo muy cotidiano (una característica de Stephen King, por ejemplo) y para mostrar las emociones de los personajes, estos jóvenes comunes y corrientes, en las situaciones extraordinarias en las que se ven envueltos, y su destreza incluye hacer creíbles, por lo menos mientras estamos envueltos en la trama, los elementos sobrenaturales del argumento.
 
Hay que aclarar que no es una novela para todos los gustos, ni siquiera para todos los lectores de obras de terror, pero ¿cómo van a saber si les gusta si no empiezan a leerlo?
 
Una advertencia final: existe la versión cinematográfica de Las ruinas, escrita por el autor de la novela y dirigida por Carter Smith. Se estrenó en 2008. Tiene muchos cambios con respecto a la novela y, la verdad, es bastante mala. Si les interesa conocer esta historia, yo les recomiendo leer la novela.
 
. . . . . . . . . . . . . . .
 
Las ruinas. Scott Smith. Ediciones B (1ª. Ed., 2007). 412 págs. Se puede conseguir en edición digital.
 

lunes, 14 de febrero de 2022

El último Dickens, de Matthew Pearl

 



El último Dickens
de Matthew Pearl
 
Jesús Guerra
 
Hace ya unos años publiqué en este blog mi reseña de la primera novela de Matthew Pearl, El club Dante, la cual se convirtió en un bestseller y con ello su autor se hizo famoso (te puede interesar leer esa reseña, porque ahí apunto algunos datos que no repetiré aquí). El Club Dante se publicó, tanto en inglés como en español, en 2003, y El último Dickens, la novela que les comento a continuación, en 2009. Ninguna de las dos es precisamente una novedad editorial, pero son tan buenas que siguen a la venta, tanto en versión impresa como en digital.
 
Entre estas dos novelas publicó La sombra de Poe, en 2007, y después de su novela de 2009 publicó Los tecnólogos, en 2012 (que hasta donde sé fue su última obra traducida al español), The Last Bookaneer (2015), The Dante Chamber (2018, que es una especie de continuación de El club Dante, pero ahora ubicada en Londres, pues la primera se desarrolla en Boston), y The Taking of Jemima Boone: Colonial Settlers, Tribal Nations, and the Kidnap That Shaped America (2021, que es el primer libro suyo que no es de ficción). Por los puros títulos se puede deducir el género al que pertenecen sus novelas: el misterio literario histórico.
 
Edición original
en inglés


Charles Dickens acababa de enviar a sus editores la sexta entrega, de doce, de su novela El misterio de Edwin Drood (en el siglo XIX las novelas se publicaban «por entregas», en revistas, en periódicos o en cuadernillos) cuando murió sorpresivamente, el 9 de junio de 1870, a los 58 años. Para sus editores ingleses esto significó (además de la pérdida de su autor más famoso y querido) que publicarían una novela inconclusa, pero sabían que se vendería bien por ser lo último que escribió Dickens. Pero para sus editores norteamericanos el asunto era muy distinto. 
 
Resulta que los Estados Unidos en esa época aún no había firmado los convenios internacionales que serían después las leyes de los derechos de autor, así que los editores de Dickens en EE. UU., Fields & Osgood, de Boston, recibían los textos de sus autores, los publicaban (y su ganancia se debía a que eran los primeros en publicarlos en ese país), pero sus competidores tranquilamente podían luego, copiando los textos de los volúmenes de Fields & Osgood, hacer ediciones baratas, que técnicamente eran ediciones piratas, pero que en Estados Unidos no eran ilegales aún.
 
Edición italiana


Los editores de la competencia, de Nueva York, les pagaban buen dinero a los ladrones especializados en manuscritos literarios, llamados por los editores bookaneers (que suena, en inglés, a bucanero, pero escrita en la primera parte con la palabra libro, book), pues de esta manera podían sacar sus ediciones antes que las oficiales y ganar más.
 
Poco después de que los socios de Fields & Osgood se enteraron de la muerte de Dickens, enviaron al puerto al joven que se encargaba de recoger los manuscritos que les llegaban de Inglaterra, Daniel Sand, para recoger la sexta, y ahora última entrega de El misterio de Edwin Drood, pero unas horas después supieron que el muchacho murió en circunstancias misteriosas en el puerto, y que el manuscrito que debió recoger no se encontraba por ninguna parte. De inmediato pidieron a Londres, por telégrafo, una nueva copia de la sexta entrega de la novela, pues sabían que cualquiera de sus competidores que consiguiera esa entrega robada en Boston les haría perder mucho dinero. Para empeorar las cosas, Osgood & Fields se encontraba casi al borde de la quiebra y su única esperanza de salvar la editorial era, precisamente, la venta de la novela de Dickens.
 
Otra edición 
en inglés


Entonces, James R. Osgood (el Osgood de Fields & Osgood) decidió, junto con su socio, que tendría que ir a Inglaterra, a la casa de Dickens, y a donde fuera necesario, para investigar cuanto pudiera acerca de la última novela de Dickens. Cuál era el origen de la idea de la novela, cuál era el final planeado para el libro, cualquier cosa que les ayudara a darle un plus a su edición norteamericana de la novela inacabada del gran maestro. Oswood se llevó, para que lo ayudara en sus investigaciones en Inglaterra, a su asistente, Rebecca Sand —la hermana del joven que murió en el puerto en Boston—, en una época en que había muy pocas mujeres trabajando en oficinas en Boston, y mucho menos acompañando a su jefe en un viaje transatlántico...
 
Las novelas de Matthew Pearl son de ese tipo de libros en los que se aprenden muchas cosas, pues, aunque la parte central es ficción, están basados en una minuciosa investigación, y una buena parte de los personajes de sus novelas son personajes históricos reales. El último Dickens es una combinación de novela de aventuras y de thriller policiaco, muy bien equilibrada y dosificada, en la que se mezclan, de maneras muy extrañas, pero perfectamente realistas e históricas, la literatura, el teatro, las ediciones de libros, la piratería editorial, el tráfico de opio, la mafia de la época, el bajo mundo londinense, las celebridades, la locura y las subastas... entre otras cosas.
 
Edición de bolsillo


Además, una parte de la novela se desarrolla tres años antes, en 1867, en Boston, en lo que fue la última gira de lecturas de Charles Dickens en los Estados Unidos (en el área de Boston y Nueva York), que no sólo brinda claves para la solución del misterio central, sino que también sirve para mostrarnos un fragmento de la vida de Dickens, un autor tan leído y admirado que en nuestra época sólo podríamos compararlo con un actor famoso o una estrella de la música pop.
 
El misterio de Edwin Drood es quizá la novela inconclusa más famosa de la historia de la literatura. Se han publicado —sobre todo, por supuesto, en el ámbito de la lengua inglesa—, adaptaciones cinematográficas, radiales, televisivas y teatrales, algunas de las cuales aportan “su final”, y se han publicado tanto ensayos y teorías, como continuaciones de la novela para darle una conclusión. Pero del final que tenía pensado Charles Dickens para su novela no se sabe nada. La solución de El último Dickens es inteligente e ingeniosa, y la novela es brillante, por momentos fascinante, sumamente interesante, entretenida y emocionante.
 
. . . . . . . . . . . . . . .
 
El último Dickens. Matthew Pearl. Traducción de Manu Berástegui. Alfaguara (1a. ed. en México: agosto de 2009). 500 págs. 
 
. . . . .
 
Te puede interesar:
 
* Reseña de El club Dante, de Matthew Pearl

 
 

martes, 16 de noviembre de 2021

Diez negritos, de Agatha Christie


 


Diez negritos
de Agatha Christie
 
Jesús Guerra
 
En 2015, la BBC (British Broadcasting Corporation) celebró el aniversario 125 del nacimiento de Agatha Christie (cuyo nombre original era Agatha Mary Clarissa Miller, nacida el 15 de septiembre de 1890) con la adaptación (la más reciente de las muchas que se han producido) a miniserie de TV de la famosísima novela And Then There Were None (Y no quedó ninguno, aunque en español sigue siendo conocida con su título original en nuestra lengua: Diez negritos. Si quieres ver mi video-reseña de esta miniserie, y de paso enterarte de los cambios de título de esta novela, puedes hacerlo aquí.)
 
Edición en inglés


Las adaptaciones son muy buenas porque mantienen vivo el interés en la obra de Agatha Christie, pero no hay nada como leer sus libros, por eso ahora comento y recomiendo esta novela, la cual tiene varias particularidades. En primer lugar, fue una especie de reto que Christie se puso a sí misma pues el grado de dificultad en la planeación y escritura de la novela fue enorme debido a las características de su argumento (que comento más abajo); en segundo, porque por una parte cumple con algunas de las convenciones clásicas de las novelas policiacas de su tiempo para inmediatamente después romper con algunas de las más básicas (como que en esta obra no se narra una investigación policiaca, entre otras), y lo hace de manera brillante y, por lo menos en su momento (la novela se publicó en 1939, ¡hace 82 años!), causó asombro.
 
Edición en francés


Agatha Christie sigue siendo la autora más vendida y traducida en el mundo. Sus obras han sido traducidas a más de 100 idiomas, y se calcula (porque en el mundo de los libros, debido a diversos factores, los números de ejemplares vendidos nunca son del todo fiables) que se han vendido más de (prepárense) ¡dos mil millones de ejemplares! de sus 67 novelas policiacas, 15 libros de cuentos (que contienen alrededor de 150 relatos), 17 obras de teatro y dos libros autobiográficos (además de seis novelas románticas publicadas bajo el seudónimo Mary Westmacott). Y de todos sus libros, el que más ejemplares ha vendido, el campeón de sus bestsellers es, precisamente, Diez negritos, que ha vendido más de 100 millones de ejemplares, y según reportes recientes de los préstamos bibliotecarios de las bibliotecas públicas de los Estados Unidos, es también su novela más leída incluso en nuestros días.
 


Se han hecho muchas adaptaciones de esta novela, al teatro, a la radio, al cine y a la televisión, en diversos países. Las adaptaciones cinematográficas más importantes son de 1945, 1949, 1965, 1974, 1981, 1987, 1989, 2003, 2012 y 2015. La historia se ha desarrollado en islas (como en la novela), en los Alpes, en el desierto de Irán, y hasta en un safari en África. En las adaptaciones se le han hecho todos los cambios imaginables (los nombres de los personajes, el final ha sido cambiado muchas veces, se le han agregado personajes y líneas narrativas, etc.), por eso, insisto, es importante leer la novela original.
 


A diez personas se les invita (a algunos se les contrata para un trabajo) a pasar una semana en la casa de un millonario en una isla frente a las costas de Devon, en Gran Bretaña. Los personajes son: el juez retirado Lawrence Wargrave; el general retirado John MacArthur; Vera Claythorne, una institutriz y maestra; Emily Brent, una solterona con pretensiones sociales; Philip Lombard, un tipo con un pasado turbio; Anthony Marston, un joven adinerado; el doctor Edward Armstrong, de mucho prestigio, y el expolicía William Blore. En la mansión están también el mayordomo, Thomas Rogers, y su esposa, que es la cocinera, Ethel Rogers. Los anfitriones son un tal U.N. Owen y su esposa.
 


A todos los invitados les llega una carta en la que se les habla de conocidos mutuos, y se les invita a reencontrar a ciertas personas, pero en realidad ninguno de los invitados conoce al anfitrión ni a su mujer. Llegan todos a la costa en el día y la hora de la cita y son transportados en una lancha a la minúscula isla en la que lo único que hay es la enorme y lujosa mansión. El mayordomo —quien apenas lleva unos días en la casa y no ha conocido a su empleador— les comunica a los recién llegados que los Owen han tenido un problema y no llegarán sino hasta la mañana siguiente. Todos pasan a sus recámaras a descansar del viaje y a arreglarse para la cena, en el transcurso de la cual comienzan a conocerse. En el centro de la mesa del comedor hay un pequeño grupo de estatuillas de negritos. Algunos comentan el cuadro (que está en todas las recámaras) con la letra de la canción infantil «Diez negritos».
 
Más tarde, cuando los invitados se encuentran ya en el salón bebiendo té, las mujeres, y whisky, los hombres, se escucha una voz que menciona el nombre de cada uno de los presentes, incluidos el mayordomo y su esposa, y se relaciona a cada uno con un asesinato, muertes todas que han sido erróneamente consideradas accidentales. Todos los presentes se dan primero a la tarea de localizar el origen de la voz, y descubren que es una grabación en disco, luego todos se escandalizan. ¿Cómo se atreve su anfitrión a decir semejantes mentiras? ¿Es una broma de mal gusto? Se escandalizan y se ofenden. Así que todos deciden irse a la mañana siguiente cuando regrese la lancha con los víveres. Aún siguen en el salón, cuando uno de los invitados cae presa de convulsiones. El doctor Armstrong lo examina y se da cuenta de que el personaje en cuestión ha muerto. Llevan entre varios de los hombres el cadáver a la recámara que se le había asignado. Más tarde, el resto de los invitados se va a acostar para estar listos temprano.
 
Pero a la mañana siguiente no sólo se enteran de que ha muerto otra de las personas presentes en la mansión, sino que llegan a la conclusión, luego de mucho esperar, que la lancha no llegará ese día. Cuando muere el tercero de los reunidos, relacionan las muertes, por las circunstancias de cada una, con la letra de la canción infantil, y poco después se dan cuenta de que en la mesa del comedor ha desaparecido el mismo número de estatuillas de negritos que de personas muertas en la mansión. Los convocados concluyen que o bien hay alguien más en la isla o el asesino se encuentra entre ellos.
 
El misterio es tan intrigante y la trama tan bien desarrollada, que la novela se convirtió en un éxito. Y ha seguido siéndolo por ocho décadas.
 
. . . . . . . . . . . . . . .
 
Diez negritos. Agatha Christie. Booket. Biblioteca Agatha Christie. 168 págs.
 
. . . . . . . . . . . . . . .
 
Te puede interesar:
 
* Video-reseña de And Then There Were None

 
 
 

viernes, 15 de octubre de 2021

El asesinato de Roger Ackroyd, de Agatha Christie


 


El asesinato de Roger Ackroyd
de Agatha Christie
 
Jesús Guerra
 
El asesinato de Roger Ackroyd, publicada en 1926, fue la sexta novela de Agatha Christie, y la tercera en la que aparece su detective belga Hercule Poirot (o como aparece en las ediciones en español: Hércules Poirot). La historia se desarrolla en un pequeño pueblo inglés llamado King's Abbot en donde, se supone, nunca sucede gran cosa. El narrador es el Dr. James Sheppard, un solterón que vive con su hermana mayor, Caroline, quien tiene el notable talento de estar mejor informada que nadie de todo lo que acontece en la localidad sin siquiera salir de casa. Y Caroline está muy intrigada por su nuevo vecino, un extranjero que habla con un fuerte acento francés, porta un curioso bigotito y dice haberse retirado de su trabajo. El doctor está convencido de que se trata de un peluquero jubilado.
 
Edición en inglés


Uno de los pacientes (en realidad todos los habitantes del pueblo son sus pacientes) y amigo del Dr. Sheppard es el millonario del lugar, Roger Ackroyd. Una tarde, Ackroyd invita a Sheppard a cenar a su casa pues, le dice, necesita hablar con él. En la cena se encuentran, además del médico, la señora Ackroyd, viuda del hermano de Roger; Flora, sobrina de Roger; Hector Blunt, un cazador, amigo de Roger; y Geoffrey Raymond, el joven secretario del anfitrión. Además, por supuesto, Sheppard interactúa con algunos de los empleados de la mansión, entre ellos el mayordomo, John Parker.
 
Edición en francés


Luego de cenar, mientras los invitados pasan a diversos salones a jugar billar y a tomar el té, Roger Ackroyd lleva al médico a su oficina y le habla del misterioso tema que tanto le preocupa. Cuando el Dr. Sheppard ya está de regreso en su casa, conversando con su hermana, recibe una llamada telefónica y regresa de inmediato a la casa de Roger Ackroyd, pues su amigo ha sido asesinado.
 
A pesar de que la policía comienza de inmediato sus investigaciones, Flora, la sobrina de la víctima, va a la mañana siguiente a la casa del Dr. Sheppard para que le presente a su vecino, el famoso detective colaborador de Scotland Yard, Hércules Poirot, pues ella quiere que él se haga cargo de la investigación. Esto sorprende a James y a Caroline (recordemos que James creía que era un peluquero jubilado) y acompaña a Flora a hablar con el detective. Y, claro, como James era amigo de Roger, es vecino del detective y conoce a casi todos los habitantes del pueblo, el Dr. Sheppard termina convirtiéndose en el asistente de Poirot, y como el Dr. Watson en los casos de Sherlock Holmes, la novela que leemos es el reporte de James Sheppard de la investigación. 
 


La estructura de la obra es muy tradicional de esta corriente inglesa y clásica de la novela policiaca (distinta a la corriente norteamericana que comenzaba a desarrollarse en esa época, el hard-boiled, que se subdividió para dar origen a la novela negra), pero algunas de las vueltas de tuerca del argumento la convirtieron en una novela sorprendente y muy original, tanto que ha tenido una enorme influencia en la literatura y el cine de misterio posteriores.
 
Una edición antigua
en inglés


La novela ha sido adaptada al teatro, al cine, a la radio, a la televisión y a la novela gráfica, en diversas ocasiones y en diferentes países. La adaptación para radio en Estados Unidos, en 1939, fue realizada por Orson Welles.
 
En la lista Las 100 mejores novelas sobre crímenes de todos los tiempos, publicada en 1990 por la Asociación de Escritores de Obras sobre Crimen (Crime Writers' Association) de Gran Bretaña, El asesinato de Roger Ackroyd está en el número 5; y en la lista Las 100 mejores novelas de misterio de todos los tiempos, publicada en 1995 por la asociación Escritores de Misterio de América (Mystery Writers of America), de los Estados Unidos, se encuentra en el lugar 12. Pero en 2013, la Crime Writers' Association, de Gran Bretaña, rehízo su famosa lista, y colocó esta obra de Agatha Christie en el número 1, es decir que la seleccionaron como la mejor novela policiaca de todos los tiempos.
 
Una edición antigua 
en francés


Pero eso no es todo. En la famosa lista de Los 100 mejores libros del siglo XX, del diario francés Le Monde (comentada aquí), El asesinato de Roger Ackroyd se encuentra en la posición 49, lo cual es notable teniendo en cuenta que es una lista que no está centrada en la novela policiaca y ni siquiera sólo en novelas.
 
Así que, si quieren leer uno de los cien mejores libros del siglo XX, o la mejor novela de misterio de todos los tiempos, lean esta obra de la Reina del Crimen, también conocida como Agatha Christie.
 
. . . . . . . . . . . . . . .
 
El asesinato de Roger Ackroyd. Agatha Christie. Editorial Booket. Biblioteca Agatha Christie. 272 páginas. También se consigue en libro electrónico y en audiolibro.

. . . . . . . . . . . . . . .

Te puede interesar:

jueves, 12 de agosto de 2021

La biblioteca de la medianoche, de Matt Haig

 


La biblioteca de la medianoche

de Matt Haig

 

Jesús Guerra

 

Cuando leí la información de la publicidad de La biblioteca de la medianoche (en inglés The Midnight Library) me di cuenta de que es una de esas novelas cuya idea central (al menos para mí) es maravillosa y emocionante. Además, leí que había sido la ganadora del Premio Goodreads de ficción del 2020 en los Estados Unidos (un premio que no da ningún jurado especializado sino los lectores que pertenecen a esta suerte de club de lectura-sitio de internet). Y me enteré también de que la Biblioteca Central de Nueva York puso esta novela en su lista de los mejores libros del 2020. O sea que la novela prometía, ¿no?

Nora Seed es una mujer de 35 años, inglesa, habitante de un pueblito de su país, soltera y deprimida. Y está deprimida, supone, porque todo le ha ido mal en la vida y (o porque) ha tomado demasiadas decisiones equivocadas. Está alejada de su hermano, ha dejado de ver a sus pocos amigos, se salió del grupo de rock en el que estaba, decidió no casarse cuando estaba a punto de hacerlo, tiene un empleo sin futuro, no tiene dinero, siente que no le importa a nadie y, para llevar las cosas al colmo, le suceden dos cosas en pocas horas: la corren de su trabajo en una tienda de música y se le muere su gato. Así que hace lo que siente que es lo único que puede hacer: se toma un montón de pastillas para suicidarse. Sin embargo...

 

Edición en inglés

Cuando Nora despierta no está en su casa, ni en un hospital, ni en el infierno, ni en el cielo... está en una biblioteca enorme. La única persona, además de Nora, que se encuentra ahí es una mujer a la que conoce, aunque tiene años de no ver: la señora Elm (que era la bibliotecaria de la escuela en donde Nora estudió la secundaria, una mujer a la que Nora recuerda con cariño pues siempre fue muy buena y comprensiva con ella). La señora Elm (aunque pronto queda claro que no es en realidad la señora Elm) le explica que todos los libros de esa biblioteca cuentan las infinitas posibilidades de vida de Nora. Cada libro es una variante de su vida. El único volumen diferente es uno llamado El libro de los arrepentimientos, en el que están apuntadas, como es lógico, todas las cosas de las que Nora se arrepiente de haber hecho o de no haber hecho, todas sus malas decisiones, todo aquello que ha llevado a Nora a sentir que su vida carece de sentido, que es demasiado dolorosa, y que es mejor acabar con ella.

Nora tiene al alcance de sus manos, explica la señora Elm, la posibilidad de experimentar otras de sus vidas. Sólo tiene que tomar un libro y comenzar a leerlo, y después de la primera línea Nora comienza a vivir esa otra existencia. Puede quedarse en ella tanto como quiera, o pueda, pues el asunto tiene sus reglas.

Edición estadounidense

 

Me parece que el libro tiene momentos disfrutables, pero tiene también algunas cosas que me parecieron decepcionantes y hasta desesperantes. Algunas de las reglas de funcionamiento del sistema según el cual el personaje puede pasar de una de sus vidas posibles a otra son absurdas (absurdas incluso dentro de este universo novelesco al que podríamos llamar fantástico), e incluso molestas para el lector. Me llamaron la atención, además, tanto el tono como el lenguaje de la novela. Estos dos elementos me hicieron sentir que leía una novela para jóvenes (digamos de entre 14 y 17 años) pero no podía ser porque el personaje central tiene 35. Así que mientras leía comencé a preguntarme qué carajos ha pasado con la educación (tanto en el Reino Unido, país de origen del autor, como en Estados Unidos, en donde está la base de Goodreads y también, claro, la Biblioteca Central de Nueva York) como para que la generación que ahora anda alrededor de los 35 enloquezca con un libro que parece escrito para lectores 20 años más jóvenes.

Luego leí sobre el autor, Matt Haig, nacido en 1975. Es periodista y escritor de libros para niños, novelas para adultos y libros de ensayos. Desde su juventud ha batallado con la depresión. Por lo poco que he leído sobre sus novelas y libros de no-ficción, incluso por sus títulos (como el ensayo Reasons to Stay Alive, que significa «Razones para estar vivo») me queda claro que el autor intenta ayudar a la gente que sufre de depresión, lo cual me parece muy bien, siempre y cuando, por supuesto, los libros tengan la calidad necesaria. En el caso de La biblioteca de la medianoche, el problema central es que se le nota demasiado que es un libro de autoayuda disfrazado de novela.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

La biblioteca de la medianoche. Matt Haig. Traducción de Miguel Marqués Muñoz (la edición que se comercializa en México trae una nota que dice: «Traducción adaptada para Latinoamérica con la colaboración del traductor»). Alianza Editorial bajo el sello Alianza de Novelas. 1a. Ed. 2021 (la 1a. Ed. en inglés es de 2020). La 1a. Ed. digital es de abril de 2021. 336 págs.

 

 


martes, 15 de junio de 2021

La ecuación Dante, de Jane Jensen

 


La ecuación Dante

de Jane Jensen

 

Jesús Guerra

 

La ecuación Dante —novela que podríamos definir como thriller de ciencia-ficción, aunque oficialmente es «ficción especulativa»— fue publicada en los Estados Unidos por la editorial Del Rey el 29 de julio de 2003. La fecha es importante pues indica que se publicó por lo menos dos meses después del gran bestseller de ese año: El código Da Vinci, de Dan Brown. Aunque El código… siguió siendo noticia durante muchos meses, a medida que se iba publicando en otras lenguas en diferentes partes del mundo, y quizá no se tuvo una clara idea de su impacto hasta tiempo después, ya desde las primeras semanas de su lanzamiento fue un libro que llamó la atención no sólo de los lectores, los críticos y los fanáticos religiosos, sino del mundo editorial. Por eso es importante tener en cuenta la fecha de publicación de La ecuación Dante, porque quizá sus editores le pusieron este título a la novela para atraer la atención de los lectores y de la gente enterada del fenómeno que estaba provocando la obra de Dan Brown. Y es que no deja de sorprender que la frase «la ecuación Dante» ni simplemente el nombre del poeta se mencionen en la obra.

Ahora bien, fuera de la relación analógica de ambos títulos y del hecho de que ambas novelas están estructuradas como thrillers, El código Da Vinci y La ecuación Dante no se parecen en nada. En cuanto al estilo literario, por ejemplo, la novela de Dan Brown fue atacada con severidad por diversos críticos de lengua inglesa y, para acabar pronto, dijeron que el autor, independientemente de sus muchas o pocas habilidades para crear el argumento de su novela, no sabe (o no sabía en ese momento) escribir. Por su parte, los críticos que se ocuparon de la novela de Jane Jensen dijeron, entre otras cosas, que esta autora podría darles algunas lecciones de escritura a varios autores consagrados de thrillers.

En cuanto a las ventas, la distancia entre ambas obras es aún mayor. Mientras que Jane Jensen declaró, años después de la publicación de La ecuación Dante, que estaba decepcionada de la respuesta de la crítica y de las ventas, El código Da Vinci ha vendido alrededor de 80 millones de ejemplares en todo el mundo, desde 2003 a la fecha. Estas cosas son normales en las industrias culturales y del entretenimiento. Creo, sin embargo, que La ecuación Dante merecía y merece una mayor atención de los lectores pues es una novela sumamente entretenida e interesantísima, que plantea temas e ideas, desde perspectivas diferentes, que son muy sugerentes y hacen reflexionar al lector. Y como toda buena ciencia-ficción, sus temas de fondo son (o pueden ser) de interés para lectores muy diversos.


Edición en inglés



Los personajes principales y sus ocupaciones muestran la complejidad temática de esta novela:

* La doctora Jill Talcott y su asistente Nate Andros son físicos que trabajan en la viabilidad de una ecuación que muestre, por decirlo así, el tejido o la fuerza esencial del universo.

* El rabino Aharon Handalman, un cabalísta que investiga el código de la Torá, encuentra codificado en el libro sagrado el nombre de un rabino cabalista y físico, Yosef Kobinski, quien escribió una pequeña obra fundamental, ahora perdida, cuando estuvo encerrado en en el campo de concentración de Auschwitz.

* Denton Wyle es un reportero de un tabloide llamado Mundo Misterioso, obsesionado con las desapariciones inexplicables de personas debido a un doloroso episodio de su infancia. Él se topa con la historia de un rabino que en Auschwitz desapareció en un misterioso resplandor, frente a testigos…

* Calder Farris es un agente del Departamento de Defensa de los Estados Unidos cuyo trabajo consiste en monitorear el trabajo de diversos físicos poco conocidos, por aquello de que la labor de alguno de ellos pudiera servir para la construcción de un arma innovadora.

* Y el propio Yosef Kobinski, notable físico y cabalista, quien logra conjugar en su obra el misticismo y la ciencia, y quien, en efecto, un día de 1945 desapareció (literalmente desapareció en el aire) en Auschwitz…


Edición en turco



No sólo estas historias se van acercando unas a otras, sino que la novela muestra cómo las diversas perspectivas de los personajes son sólo diferentes maneras de ver «lo mismo», es decir la coincidencia de ciertos elementos de la física, la filosofía y el misticismo. Que una ecuación de física sea análoga a una supuesta Ley del Bien y del Mal y a enseñanzas del árbol de la vida cabalístico es una idea deslumbrante que necesariamente invita a la reflexión. Esta es la base de La ecuación Dante, una novela ambiciosa que, me parece, no recibió la atención que merecía, y que muchos críticos y lectores hicieron a un lado con excesiva facilidad, a la cual, no obstante, se le pueden poner algunos peros, entre ellos sus fallas de ritmo y su exceso de páginas.

El ejemplar que yo leí pertenece a la edición número 16 de la editorial española La Factoría de Ideas (desparecida en 2015, aunque el libro se puede adquirir ahora mismo sin problemas en formato electrónico), pero como las editoriales españolas no declaran el número de ejemplares que componen la edición, me es imposible determinar qué tanto se vendió en nuestro idioma. En inglés, esta novela se consigue tanto en e-book como impresa.

. . . . . . . . . . . . . . .

La ecuación Dante. Jane Jensen. Traducción de Marta García. La factoría de Ideas (1ª. Ed. En español, noviembre 2004. 16ª. Ed., noviembre 2005). 545 págs.